Vés al contingut (premeu Retorn)

Projectes VII - curs 2010/11

Sara Miralles


La implantación de los edificios recoge lo esencial del Plan de Ordenación: “Construir un solo edificio, suma de varios, rodeados por un parque”. Para ello se completa la parte construida, respetando la escala, tamaño y alineaciones. No hay más, se cree que en estos momentos de exceso constructivo no construir es crear. El resto … verde.

La propuesta, por lo tanto, nace del contraste entre el naturalismo de la masa arbórea y la rigidez del sistema ortogonal del campus. El edificio del primer cuatrimestre, el multiuso de grandes luces, el que ahora nos ocupa, se sitúa en el parque, manteniendo caminos y ampliando la vegetación existente; el del segundo cuatrimestre, el edificio modular universitario acabaría de completar la parte edificada.

El edificio multiusos se integra en el parque y para ello se encierra, se captura un espacio de grandes luces a partir de una estructura en forma de árbol podado asimétricamente - con variaciones según sus vuelos – que soporta una cubierta ligera y frondosa de contorno irregular que flota sobre los árboles y que permite el paso de la luz natural a través de lucernarios romboidales de dimensiones variadas, que controle la radiación solar a partir de sus potentes vuelos.

Una planta abierta y transparente, en apariencia, nos muestra un interior denso y construido, con la intención de integrar el edificio en el paisaje a partir de la presión que a modo de celosía irregular ejercen ramas y troncos sobre la edificación; para ello habría que dedicar una atención especial a la definición del cerramiento, y se hace, pero seguramente no en el camino adecuado, pues este cerramiento denso y transparente, a modo de un bosque tupido, voluntariamente sobredimensionando, excesivamente ortogonal, podría haber formado parte del sistema estructural, haciendo más coherente la relación entre soporte y cubierta, al mismo tiempo quedaría mejor integrado en el parque rompiendo su contorno, dinamizándolo, multiplicando así sus reflejos y produciendo la sensación de movimiento, continuidad y fluidez más propias de un espacio natural.

Federica Bufano


 

El trabajo de Federica Bufano, en el campus universitario de Castelldefels, arranca desde una lectura general del entorno inmediato. Como punto de partida una sucesión de episodios dan continuidad a un recorrido que recoge las piezas singulares desde el tejido urbano hasta el espacio verde incluido en la ordenación del campus universitario. La nueva edificación se integra en el paisaje y forma mas parte del espacio libre que del conjunto edificatorio del campus.

La cubierta ondulada del edificio se convierte en fachada y se funde en el entorno creando un paisaje artificial de dunas en medio de un espacio verde natural. La topografía inventada convierte en exterior el espacio interior. Esta continuidad espacial se limita en el plano vertical con un cerramiento singular, etéreo y discontinuo.

La estructura se organiza según un sistema de cerchas metálicas, curvas y de sección triangular, formadas por elementos tubulares a modo de malla estructural que cubren luces de 45 a 48 m. Los elementos portantes verticales se definen como un árbol metálico de sección variable con una base solida de hormigón armado en su contacto con el terreno.

La especificidad de los cerramientos confieren privacidad y protección solar en su cota más baja y permiten la iluminación del recinto a través de la cota superior, liberando el contacto con la cubierta.

 Miquel Camps


 
Partiendo de una ordenación continuista con el plan trazado para el campus, el proyecto de Miquel Camps define desde la especificidad del lugar el carácter nuevo centro polivalente.

El centro se genera a partir de su doble condición de límite y transición entre masa edificada del campus y parque o espacio natural. El nuevo centro es por un lado un remate, situando una clara volumetría en su extremo - conformando el límite edificado del campus-, y por otro, es un espacio de transición, y por tanto permeable, del espacio público urbano hasta el espacio natural inferior. Esta progresión se organiza integrando un acceso en rampa que conecta topográficamente los desniveles existentes y creando un nuevo “balcón” que se abre a ese espacio natural que conforman el parque y estanque existentes.

Sobre este desnivel, aparece la volumetría del nuevo centro, que a pesar de sus importantes dimensiones y la rotundidad de su geometría, adquiere una presencia liviana gracias al atento trabajo de su materialidad (un traslúcido volumen de policarbonato) así como de su preciso posicionamiento (un emergente volumen que conforma la cubierta , levita sobre la topografía y se despega del cerramiento de cotas inferiores).

En su interior, esta suspendida caja de luz natural queda tamizada por una vibrante retícula de lamas con la intención de proteger de la luz directa y a su vez dotar el espacio de cualidades sensoriales derivadas de los juegos de luz y sombra que se puedan establecer.

Enrique MacMillan


 
El proyecto entiende la problemática del lugar y se implanta con claridad y decisión en un lugar que muestra ciertas trazas de marginalidad a pesar de ser un lugar de acceso al campus por su zona oeste a través del viaducto que lleva a la estación de ferrocarril i al centro urbano de Castelldefels.

Edificio con un gran sentido de la unidad en su formalización, que se lee con claridad a lo largo de las sucesivas secciones dibujadas con precisión y en las que se entiende como la estructura y los cerramientos, tanto se trate de la cubierta como de las fachadas, están al servicio de la forma como debe suceder en un buen proyecto.

El programa se dispone de acuerdo con la composición de la estructura en dos crujías de diferente luz con lo que la forma del edificio se expresa fácilmente confiándose a la continuidad de las superficies que la generan y a la textura del material envolvente que protege los cerramientos acristalados cuando es el caso.

El proyecto insinúa un complejo elemento de transición y entrega con el terreno que merecería estar más desarrollado con el objeto de dotar a este lugar de un plus de urbanidad que sin duda reclama.